ERE y LOMLOE, Horizonte a día de hoy. Reflexiones en el Encuentro del profesorado

ENCUENTRO DE PROFESORES
5 de Junio de 2021

LOMLOE, Horizonte a día de hoy

 

Abel Arrieta Azpilicueta, Vicario Episcopal de Educación

Diócesis de Pamplona y Tudela / Hezkuntzarako Gotzain Bikaritza

 

Calendario de implantación, currículo, organización y objetivos

  • Curso 22-23
    • Primaria: cursos 1º, 3º y 5º
    • Secundaria: 1º y 3º ESO y 1º Bachillerato
  • Curso 23-24
    • Primaria: cursos 2º, 4º y 6º
    • Secundaria: 2º y 4º ESO y 2º Bachillerato.

Por tanto, el próximo curso, 21-22, aunque entren en vigor algunas cuestiones de organización escolar de la LOMLOE, no cambiarán los currículos ni la situación actual regulada por la LOMCE.

SITUACIÓN DE LA ERE CON LA LOMLOE

  • La Lomloe mantiene el compromiso con los Acuerdos Iglesia-Estado. De oferta obligatoria en todas las etapas.
  • Evaluable
  • Cambia en la computabilidad. No entrará en concurso en las medias de los expedientes.
  • Por ahora la ley no ha suprimido la alternativa a la religión, pero es muy probable.
  • No cambia la situación del profesorado.
  • El horario depende de los Decretos de Enseñanzas Mínimas. (Es posible, pero no seguro, una vuelta a lo que recogía la LOE).

TEMAS DE TRABAJO CON LA LOMLOE

  • De cara a el mundo de la educación, mostrar que el perfil de salida lo logra mejor el alumno/a que cursa religión que quien no la cursa.
  • De cara a la propia Iglesia, seguir clarificando la importancia de la asignatura para la identidad religiosa y para el diálogo entre la fe y la razón que pide la sociedad actual.
  • Visibilizar la misión propia de los profesores de religión, como parte importante de la vida de la Iglesia.

Nuevo currículo de Religión*

  • Una Iglesia que apuesta por la centralidad de la persona en la educación.
  • El Espacio Europeo de Educación y la creciente preocupación por la humanización.
  • La LOMLOE: un nuevo marco pedagógico para los currículos de todas las áreas y materias.
  • La Teología como fuente epistemológica del currículo de Religión católica.
  • El diálogo fe-cultura como actitud fundante de la enseñanza de la religión.
  • Un currículo de Religión católica en línea con las finalidades propias de la escuela.
  • Un currículo de Religión católica con un enfoque competencial.
  • Un currículo que se puede programar por ámbitos de forma globalizada e interdisciplinar.
  • Un currículo abierto a las metodologías activas y cooperativas.
  • Un currículo común contextualizado en los entornos locales.

* Síntesis en 10 claves del trabajo del Foro online “Hacia un nuevo currículo de Religión católica” (febrero de 2021)

Trabajo por competencias básicas*

El marco europeo de las competencias de 2018 constituirá la referencia fundamental.

Las competencias no es un poder hacer, ni un saber hacer, sino “hacerlo”.

Las 8 competencias son:

  1. Alfabetización.
  2. Multilingüismo.
  3. Matemática, científica, técnica y en ingeniería.
  4. Digital.
  5. Personal, social y de aprender a aprender.
  6. Ciudadana
  7. Emprendedora
  8. Conciencia y expresión cultural.

*Basado en el artículo de Carlos Esteban, Un enfoque competencial para el nuevo currículo de Religión, en Religión y Escuela (abril 2021), 24-27.

Competencias básicas

1. ALFABETIZACIÓN

Desempeño para identificar, comprender, expresar, crear e interpretar conceptos, hechos, sentimientos y opiniones de manera oral y escrita.

La enseñanza de la religión debe contribuir en esta competencia aportando el vocabulario propio de la realidad religiosa, así como todo su lenguaje simbólico y los códigos de comunicación propios de la experiencia religiosa.

  1. MULTILINGÜISMO

Se espera que los estudiantes dominen, al menos, una lengua que se suma a la materna, aunque se aspira a que sean dos lenguas, incluyendo en ello las clásicas.

La enseñanza de la religión podría contribuir a esta competencia siendo impartida en otra lengua si el proyecto educativo del centro es bilingüe (Como posibilidad). También están las expresiones latinas y griegas comunes al acervo religioso que introducen naturalmente a las lenguas clásicas.

  1. MATEMÁTICA, CIENTÍFICA, TÉCNICA Y EN INGENIERÍA

Aplicar los métodos científicos en la comprensión y transformación de la realidad.

Como novedoso incluye la robótica, la biotecnología y la informática. Así como añadir una ética de la sostenibilidad planetaria.

La enseñanza de la religión debe contribuir abriendo el diálogo entre ciencia y fe. Previniendo sobre reduccionismos antropológicos y sociológicos. Aportando su trabajo moral a la ética de la sostenibilidad.

  1. DIGITAL

Aprender la utilización de las herramientas digitales de forma segura, crítica y responsable. Es necesario formar sobre sus posibles riesgos y consolidar en su uso ético.

La actualización de esta competencia ha puesto el acento en el uso responsable y crítico de los medios digitales, lo que requiere fomentar un pensamiento crítico y ético, donde la ERE tiene un importante papel.

  1. PERSONAL, SOCIAL Y DE APRENDER A APRENDER

Supone la gestión personal y autoconocimiento. La actualización de esta competencia pone el acento a la atención a la salud y al bienestar personal y de las personas del entorno. Resolución de conflictos y empatía.

La enseñanza de la religión debe contribuir en esta competencia de forma decisiva al facilitar la construcción de una identidad personal con sentido (contemplando su plano moral y trascendente), basado en el respeto, la empatía y el cuidado del otro.

  1. CIUDADANÍA

Como resultado de esta competencia se espera el ejercicio de una ciudadanía responsable a nivel local, global, social y político. Atiende a la propuesta de valores sobre la sostenibilidad y la democracia.

La propuesta ética de construir una sociedad inclusiva y sostenible, la casa común y la fraternidad universal, convergen explícitamente con esta competencia y el pensamiento social cristiano de todos los tiempos y donde el Papa Francisco se ha convertido en referencia universal.

  1. EMPRENDEDORA

Por la adquisición de esta competencia se espera que los alumnos/as aprendan a planificar, a emprender, a descubrir oportunidades, a detectar riesgos y a gestionar individual y colectivamente proyectos.

La antropología cristiana tiene mucho que aportar y desde la ERE se converge con esta competencia en el deseo de potenciar la maduración personal en un proyecto vital y colectivo. Son objetivos habituales de la ERE el trabajo de la identidad personal y la promoción de iniciativas sociales y culturales.

  1. CONCIENCIA Y EXPRESIÓN CULTURAL

La novedad de la actualización de las competencias de 2018 remarca la necesidad de comprender y respetar la interculturalidad, la propia cultura y las culturas que son diferentes.

La enseñanza de la religión está llamada a contribuir decisivamente a esta competencia porque el objetivo de insertarse críticamente en la tradición cultural y construir responsablemente la diversidad cultural  es algo en que convergen tanto esta competencia como la enseñanza de la religión.

 

NIVELES SUBSIGUIENTES del Currículo

Competencias específicas.

Descriptores propios de cada área o materia que señalarán las competencias clave de esa área o materia por niveles educativos.

Saberes básicos.

Descripción de los saberes básicos que se proponen en cada área o materia (conocimientos, destrezas, actitudes).

Criterios de evaluación.

En coordinación con las competencias clave.

Otros elementos curriculares.

Orientaciones metodológicas y la identificación de situaciones de aprendizaje que favorezcan la aplicación en el aula de los anteriores elementos curriculares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 ¿Y EL PROFESOR DE RELIGIÓN PARA IMPARTIR ESTE CURRÍCULO?

El profesor de Religión:

  1. Trata de conocer y estar al día de la que pide la Educación del siglo XXI
  2. Trata de dominar la materia.
  3. Es testigo.

¿Eres testigo?

  1. Supone creer en Jesús
  2. Supone creer a Jesús (para ponerlo por obra)

Y dice Jesús

Tomad y comed, esto es mi cuerpo (Lc  22, 15).

Haced esto en memoria mía (Lc 22, 19)

Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo. (1 Corintios 11, 19).

El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.  (Jn 6, 54)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».  (Jn 6, 52)

«En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. (Jn 6, 54)

El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.  (Jn 6, 45)